Ni héroe ni heroína. N.N. – Día 198, 28 de septiembre


Atravesaban la plaza agarrados el uno al otro, más como dos en peligro de caer, por caminar trastabillando, que como una pareja amantísima; los dos tan delgados que parecían juncos al viento. El Feo y La Canija iban a pillar algo a la esquina cerca del cine San Fernando; no mucho, que la pasta no es chicle y no les iba a dar para tanto. Después se irían, “de tranquis” a meterse sendos picos a un lugar apartado en el Barrero, entonces una zona llena de basuras y poco recomendable para pasear. En los últimos tiempos habían logrado mejorar sus paupérrimos ingresos gracias a la intervención de un benefactor que les salió como por arte de magia, un profesor universitario que de pura casualidad los conoció y quiso ejercer de Pigmalión: El Feo encontró acomodo limpiando en un supermercado de barrio -no era gran cosa, pero trabajaba cuatro horas, toda una hazaña para él-, y La Canija tenía que acudir a la casa del profesor para atender labores domésticas. Ambos habían dado al profesor su palabra de cumplimiento. Dos días a la semana, al terminar su trabajo, La Canija esperaba a El Feo en la casa del profesor y éste les instruía repasando con ellos lectura, escritura y otras disciplinas a nivel de sexto de primaria, y todo iba realmente bien porque estaban contentos por la oportunidad de aprender y porque el profesor, orgulloso, les hacía ver sus avances.

Los demás días de la semana corrían el peligro de verse envueltos en cualquier desamparo del azar, incluso tentaban a la suerte y volvían a sus antiguas fuentes de ingreso, aún no abandonadas: pequeños hurtos de El Feo y prostitución barata de La Canija, pero de esto el profesor no sabía nada.

Se despidieron en torno a las 11 de la noche con un fugaz beso en los labios -¡tan enamorados seguían!-. El Feo fue a sus asuntos para birlar algo por ahí; La Canija se puso a hacer dedo a las afueras de la ciudad, en dirección a la playa. Tuvo suerte y pronto subió a un coche.

Dos días después, el periódico refería que una mujer joven, cuya descripción correspondía con la de La Canija, había sido hallada sin vida en las dunas de la playa. No había muerto por sobredosis de un mal pico sino cosida a puñaladas. El Feo la lloró durante mucho tiempo, sin poder olvidarla.

©María José Gómez Fernández

Publicado originalmente en Enwebada.

Con este relato participo en la convocatoria de @divagacionistas con #relatosPicos de septiembre 2020. Basado en una historia real ocurrida a finales de los años 80 en una ciudad del sur de España.

Las reflexiones de Elvira. N.N. – Día 197, 27 de septiembre


Esta mañana leyendo el artículo de Elvira no he podido resistirme a expresar mi opinión por escrito.

¡Cuánta razón tiene Elvira Lindo!

Cuántas veces no he pensado lo mismo -muchos seguro que también, otros no, para nada-, respecto al pago de justos por pecadores, al deterioro que está sufriendo la cultura, al ninguneo y casi, caso omiso, que se hace a la opinión científica, a la falta de educación y comportamiento de tantos, afincados en sus equivocadas ideas retrógradas, xenófobas, androcéntricas…

¡Cuánta razón! ¡Anda que no nos queda camino por recorrer! Hasta que todos entendamos que la responsabilidad social empieza por uno mismo, hasta que todos interioricemos que los pilares sobre los que la sociedad debe asentarse para caminar son básicamente tres, que se ramifican a su vez en otros más. Y es que, sin educación, sin cultura y sin ciencia no hay futuro.

©María José Gómez Fernández

Las reflexiones de Rosa. N.N. – Día 197, 27 de septiembre


👏👏👏¡¡¡Buenas noches!!! Antes de irme a dormir he querido leer el artículo de nuestra querida Rosa. Estoy segura de que Raluca también estaría de acuerdo con su contenido, lo mismo que yo. Pero tendrás que leerlo para sacar tus propias conclusiones.

Por mi parte, pienso que la humanidad se está perdiendo más del 50% de creatividad, inteligencia, mano de obra, razonamiento, investigación, ciencia, política, gestión, progreso, en fin, de todo, si se empeña en no dar su sitio por igual a la mujer y al hombre, si se empeña en no variar el enfoque androcéntrico del mundo que predomina en la sociedad.No se trata de machismo ni feminismo, no se trata de dominancia de hombres sobre mujeres ni de mujeres sobre hombres; se trata de interiorizar la igualdad de género a nivel social, cultural, educativo, laboral, sexual, etc. Se trata de valorar el mérito y el esfuerzo con independencia de ser hombre o mujer. Si la humanidad no varía su enfoque androcéntrico la vida y la historia seguirán viviéndose y escribiéndose con género marcado masculino y la generación actual así como las venideras se estarán perdiendo el 50% o más de la realidad, porque la vivirán y revisarán de forma sesgada.El conocimiento es el instrumento para combatir el punto de vista del género marcado -que es peor que un virus-, para terminar con él y que éste no acabe con el valor de la mujer y sesgue sus aportes en todos los ámbitos, escondiéndolos bajo los laureles inmerecidos que se otorgan a muchos hombres.Por supuesto, y como los méritos y logros de las mujeres son tan desconocidos para tantos, es imprescindible, justo y necesario sacarlos a la luz, referirlos, escribirlos y estudiarlos, solo así podrán rescatarse del olvido de la memoria y darle su merecido sitio en la historia, en igualdad con aquellos de los hombres.
En este largo camino que aún nos queda por recorrer, hay muchas mujeres que también tienen que cambiar su punto de vista androcéntrico, afincadas en su cómodo e inútil papel de florero. También por eso debemos seguir luchando con la razón y la palabra, para minimizar y extinguir este despropósito e injusticia hacia la mujer.

Cuando la sociedad esté vacunada contra el virus del desconocimiento y otorgue su lugar por igual a la mujer y al hombre, es posible que se reduzca el maltrato y la infravaloración de la mujer puesto que será reconocida y valorada, y por tanto, tan respetada como el hombre.

©María José Gómez Fernández

La importancia de ser quien eres. N.N. – Día 196, 26 de septiembre


No eres más que yo,
no soy más que tú.
No dejes que te arrasen
ni te invadan, ni te pisen.
No permitas que nadie
te humille, te ignore,
te ridiculice, te grite.
Defiende tu sitio
con las mejores armas:
la razón y la palabra.
Defiende tu persona
con el silencio
cuando el contrario
busque gratuito
el enfrentamiento.

Nadie es más que tú,
nadie es más que nadie.
Tenemos diferentes
profesiones, estudios,
vivencias, entornos,
pero somos personas,
seres humanos por igual,
con honor, sentimientos,
capacidad, voluntad,
derechos, libertad.

No eres una marioneta
y nadie es más que tú.
Haz valer ante ti y los demás
la importancia de ser tú.

©María José Gómez Fernández

Publicado originalmente en Enwebada.

Un cerdo en el edificio. N.N. – Día 195, 25 de septiembre


Si en tu edificio no hay un cerdo entonces tienes mucha suerte, pero seguro que en muchos edificios hay al menos un cerdo, y no precisamente de esos que comen bellotas y de todo, y se revuelcan en barro, no, sino un cerdo en su acepción de persona sucia y grosera.
Me explico, aunque creo que ya se intuye por dónde voy. Me refiero a persona grosera porque no tiene consideración con los demás y realiza acciones con las que falta al respeto a otras personas. Y me refiero a persona sucia por su comportamiento incívico, insalubre y poco higiénico. ¿Por qué? Pues porque no tiene contemplaciones cuando se dedica a arrojar basura por doquier en el edificio donde vive y que comparte con otros vecinos: papelitos, papelotes, trozos de cartón, fragmentos de basura menor, mascarillas sucias, bolsas de basura chorreando líquido apestoso que mancha el suelo por donde pasa, y lo último, bolsas de basura rotas conteniendo cualquier resto orgánico, plástico, papel y vidrio -posiblemente con la intención de que su contenido, sin separar para reciclaje, se desparrame por cualquier parte-.
No sé si has tenido la fortuna de no toparte con alguien así, pero si no es el caso, entonces puedes decir como yo que hay un cerdo en tu edificio.

©María José Gómez Fernández

Un soplo de aire. N.N. – Día 194, 24 de septiembre


Vorágine, carreras para llegar a todas partes, prisas, estrés, obligaciones, horarios, contratiempos, reloj, reloj, reunión, terminar el trabajo, dar cuentas, hacer informes, correr para volver a casa, correr para llegar a todas partes, comprar, los olvidos, cocinar, horarios, horas que se echan encima, horas idas, horas a las que no llegas, horas que se pasan y no vuelven más, comidas, cenas, desayunos, cafés, encuentros frugales, encuentros virtuales, encuentros anhelados, y vuelta a las prisas, prisas hasta para ir a dormir, prisa por conciliar el sueño, el sueño que no llega, que no quiere apoderarse de uno, el descanso sin el sueño, el descanso a medias, hasta que suena el despertador, lo apagas de un manotazo, procurando no romperlo para no tener que comprar otro, y las prisas, más prisas, para asearte, vestirte con tu disfraz de competencia y resolución, de jovialidad, de sonrisa dibujada, y para qué tanta sonrisa que queda tapada por la mascarilla, y antes de salir a la calle, un poco de carmín que nadie verá, y una línea en los ojos, y a correr, para llegar a tiempo, ese tiempo que luego falta para todo lo que uno necesita hacer para desahogar y llenar su espíritu…

Vivimos en un bucle de ritmo desenfrenado y absurdo. Un poco de aire, por favor.

©María José Gómez Fernández

Esa extraña noche. Microrreto Sueños de Robot. N.N. – Día 192, 22 de septiembre


Esta es la primera vez que participo en estos Microrretos. No recuerdo bien cómo tropecé con este reto de escritura y con el blog El Tintero de Oro pero me atrajo la idea, me he hecho seguidora del blog, de su cuenta de twitter y facebook, y además me he lanzado a participar utilizando por primera vez un generador de argumentos. Creo haber utilizado todos los elementos del argumento escogido. Le he dado varias vueltas y este es el resultado, así que espero que os guste.

  •  argumento que te salga al hacer clic en el botón Generar nuevo argumento.
  • Escribe un microrrelato de hasta 250 palabras como máximo basándote en todos o alguno de los elementos que os aparezca en el argumento generado.
  • Publica el microrrelato en tu blog junto al argumento en el que te basaste. Explícanos qué elementos de ese argumento escogiste para escribir tu micro.
  • Deja un enlace a tu micro en los comentarios de esta entrada para que pueda añadirlo a la lista y que todos puedan leerlo.
  • Tienes de plazo hasta el 30 de septiembre.

Argumento que me salió al  hacer clic en el botón “generar nuevo argumento”:
Argumento
:
Un diseñador de interiores con profundas creencias religiosas y una meteoróloga adicta a la televisión, se volverán vampiros, pero una maquilladora de cadáveres se cruzará en sus caminos, en una historia con varias líneas temporales que habla sobre la separación de los seres queridos y las víctimas de abusos.

ESA EXTRAÑA NOCHE

En el aire, en la sombra, espera agazapado para saltar sobre su próximo objetivo. Nadie lo ha visto pero el vampiro sabe que cada vez son más.

Eladio echa la persiana de su tienda-estudio de decoración de interiores. Cansado por el largo día, da gracias a Dios porque el negocio ha sido bueno, a pesar de la situación crítica que atraviesa el país. De pronto, una mordida en su cuello. Horas más tarde lo encuentran muerto tendido en el suelo delante de su establecimiento.

Terminado su espacio “El Tiempo” en el informativo de la noche, Mar sube con prisa a su coche para volver a casa, ansiosa por llegar para verse en el programa que dejó grabando. Sin tiempo a cerrar la puerta, siente un agudo dolor en su cuello, y apenas puede comprobar cómo una boca succiona su sangre. Por la mañana descubren su cuerpo en el asiento del coche, con la puerta entreabierta.

Teresa no habla con ninguno de sus clientes a pesar de tener que atenderlos, pero esa noche es una excepción porque cuando se dispone a maquillar a Mar, ésta abre los ojos y se levanta. Eladio también. Teresa se quiere morir del susto y la impresión y retrocede hasta un rincón del depósito, aunque ninguno de los muertos se muestra agresivo.

-¡Estáis muertos! -les dice llena de pánico-.
-¡Señor, si no he podido ni despedirme de mi marido! -dice Eladio-.
-Hemos sido víctimas de un ataque -añade Mar-, ¡esto tiene que salir en las noticias!


©María José Gómez Fernández

Publicado originalmente en Enwebada.

Publicado en El Tintero de Oro.

Peludos, ladrones del corazón. N.N. – Día 191, 21 de septiembre


Si mi querido PELUDO Simeón supiera leer le escribiría una nota que pudiera leer cada vez que salgo de casa y se queda esperando mi vuelta. Pero como no sabe leer lo que hago es hablarle con gran cariño, poniendo voz melosa con mimitos, y eso lo entiende y se alegra moviendo su COLA y mirándome con ojos amorosos que solo él sabe poner.
Eres la mitad de la felicidad MÍA, demostrando tu FIDELIDAD a pesar de la adversidad. Eres uno más de esta casa y de esta familia, eres parte de nuestra VIDA.
No permitiré que nadie te dañe.

©María José Gómez Fernández

Publicado en Cinco PalabrasRELATO DEL MES DE SEPTIEMBRE (IV): JAVIER TAIBO, EMPRESARIO

Las reflexiones de Rosa. N.N. – Día 190, 20 de septiembre


¡¡¡Bueeeeenooosss y ralucos días a todos y todas!!! Aún durmiendo la mayoría, supongo!!! Leí el artículo de nuestra Rosa y su reflexión sobre nuestra aceptación o no de la muerte como algo intrínseco a la vida, más aún en estos tiempos que corren y nos ha tocado vivir. Recomiendo su lectura para que cada cual haga su propia reflexión.

En mi opinión, una reflexión ajustada a lo que nos ronda en la sesera a muchos: unos piensan y viven sin contemplar que la muerte también les tocará; otros, más existencialistas, tenemos la muerte muy presente, y dentro de este grupo, los hay que se la pasan envueltos en la melancolía y aquellos que desgranan y disfrutan cada momento de la vida, raluqueando, raluqueando, y para mí, esa es la mejor actitud de vida, positivismo y raluqueo (con nuestros baches, accidentes e incidentes). Y sí, todos nos perdemos en necedades como dar clic a las interminables galerías de imágenes de famosos, con pésimo texto periodístico; puede ser aburrimiento, curiosidad, o querer empatizar con lo desconocido o lo que, hipotéticamente, también nos pudiera ocurrir al común de los humanos, vaya como una catarsis en modo marujeo. En fin, nadie es perfecto, a pesar de proponérselo.

¡¡¡#FelizDomingo!!! 🥰👋😇

©María José Gómez Fernández

Publicado originalmente en Enwebada.